Demanda alega que hombre murió tras contraer COVID-19 por negligencia de ICE en centro de detención

23 Mar 2021 01:45 GMT

Un inmigrante mexicano murió luego de sufrir complicaciones de salud, tras contraer COVID-19 en el centro de detención de Adelanto. Según sus abogados, ICE decidió finalmente darle la libertad, cuando el hombre ya estaba muy grave en el hospital.
Demanda alega que hombre murió tras contraer COVID-19 por negligencia de ICE en centro de detención

Un inmigrante mexicano murió luego de sufrir complicaciones de salud, tras contraer COVID-19 en el centro de detención de Adelanto. Según sus abogados, ICE decidió finalmente darle la libertad, cuando el hombre ya estaba muy grave en el hospital.

El hombre de 55 años con muchos problemas de salud y altamente vulnerable y sus abogados habían pedido previamente su liberación, y eso nunca ocurrió sino solo días antes de que muriera en el hospital.

“Yo creo que ellos me mintieron porque no querían que yo supiera”, dijo Margaret Hellerstein, abogada de inmigración.

Según los abogados del inmigrante, ICE jamás les reportó que Martín Vargas Arellano de origen mexicano, había sufrido un accidente cerebro vascular el 3 de marzo. También dicen que tampoco les informaron que dos días después, ICE decidió firmar su liberación, cuando él ya estaba convaleciente en el hospital y denuncian que no fue sino una semana después de su muerte, que se enteraron por otras fuentes, de que había fallecido solo en el centro de salud.

"Y yo llamé al médico forense y me dijeron que murió el 8 de marzo”, dijo Hellerstein.

Además de esquizofrenia, diabetes, hepatitis y otros padecimientos, este inmigrante de 55 años, que desde los 5 años había vivido en Estados Unidos, contrajo COVID-19 estando en el centro de adelanto y fue cuando su salud empeoró.

“Tuvo una infección muy grave y se fue al hospital en diciembre, en enero de nuevo y otra vez en febrero y murió en marzo”, dijo Jessica Bansal, abogada de ACLU.

Por su vulnerable estado, él formó parte de una demanda colectiva para la liberación de los detenidos de Adelanto, pero su libertad nunca ocurrió a tiempo, a pesar de que en varias ocasiones pidieron que lo dejaran ir.

“Ellos rechazaron estas solicitudes cada vez hasta que estaba a punto de morir”, dijo Bansal.

El récord criminal de Vargas fue uno de los alegatos, pero según sus abogados, él prácticamente ya era una persona discapacitada o impedida por lo mal que estaba.

“Él no tenía la capacidad de dañar a nadie, porque casi no podía caminar”, ella agregó.

A raíz de su muerte, un juez ha pedido a ICE que formalmente de detalles de la salud del detenido y las circunstancias en las que ocurrió su liberación. 

Según denuncian activistas, esta no es la primera vez que ICE libera a un detenido con condiciones graves de salud. En el 2019 Jose Luis Ibarra fue liberado de custodia tras quedar en coma y sufrir una hemorragia cerebral en el centro de adelanto, y días después el inmigrante perdió la vida.

Nosotros contactamos a ICE sobre el caso de Vargas, pero dijeron que no pueden hacer comentarios porque hay una litigación pendiente.

Continuar en Telemundo 52