Ronnie Brunswijk, dueño del club Inter Moengotapoe y vicepresidente de Surinam, jugó un partido oficial ante el Olimpia de Honduras. Tras perder 6-0, repartió dólares en el vestuario a los jugadores rivales.

Continuar en infobae