Pareja que luchó contra el COVID-19 por 30 días, mueren tomados de la mano a 4 minutos de diferencia | Noticias de El Salvador – elsalvador.com

Johnny Lee Peoples, de 67 años, y su esposa Cathy Darlene, de 65, murieron el 2 de septiembre tras contraer el COVID-19. La pareja con 48 años de casados, eran residentes de Carolina del Norte, Estados Unidos, y padres de tres hijos. Los esposos permanecieron 30 días ingresados en el Centro Médico Regional Novant Health Rowan, en Salisbur, donde finalmente perdieron la batalla contra esta enfermedad que ya ha cobrado la vida de más de 911,000 personas en el mundo. Murieron tomados de la mano, con cuatro minutos de diferencia. Uno de sus hijos, Shane Peoples dijo al canal WBTV que en la última semana ambos fueron llevados a una sala de cuidados intensivos donde se reencontraron. La enfermedad provocó serios daños a su salud, pero pudieron despedirse y tomarse de la mano hasta el último momento juntos, tal como vivieron durante los 50 años que compartieron. ¿Padeces dolores de cabeza? Tres síntomas indican la invasión del COVID-19 al cerebro Peoples añadió que la primera en presentar
0 Shares
0
0

Shane Peoples, hijo de la pareja, dijo a WBTV que pasaron toda su vida tomados de la mano y que cuando el momento final estaba a la puerta el personal médico hizo lo que pudo para juntarlos en la misma sala de cuidados intensivos.

Johnny Lee Peoples, de 67 años, y su esposa Cathy Darlene, de 65, murieron el 2 de septiembre tras contraer el COVID-19. La pareja con 48 años de casados, eran residentes de Carolina del Norte, Estados Unidos, y padres de tres hijos.

Los esposos permanecieron 30 días ingresados en el Centro Médico Regional Novant Health Rowan, en Salisbur, donde finalmente perdieron la batalla contra esta enfermedad que ya ha cobrado la vida de más de 911,000 personas en el mundo.

Murieron tomados de la mano, con cuatro minutos de diferencia. Uno de sus hijos, Shane Peoples dijo al canal WBTV que en la última semana ambos fueron llevados a una sala de cuidados intensivos donde se reencontraron. La enfermedad provocó serios daños a su salud, pero pudieron despedirse y tomarse de la mano hasta el último momento juntos, tal como vivieron durante los 50 años que compartieron.

¿Padeces dolores de cabeza? Tres síntomas indican la invasión del COVID-19 al cerebro

Peoples añadió que la primera en presentar síntomas de COVID-19 fue su madre (fiebres altas y perdida del gusto) y dos días después su padre. Dos semanas después ambos fueron llevados a la UCI.

Captura de pantalla.

En la entrevista, agrega que el personal médico hizo lo que pudo por reunirlos cuando el final era inevitable. “Al día siguiente los pusieron en la misma habitación, en la misma habitación de la UCI, juntaron las manos, las enfermeras se reunieron y pasaron como cuatro minutos de diferencia”, dijo.

Johnny  fue sargento en el Ejército de los Estados Unidos y trabajó para el Departamento Correccional de Carolina del Norte, en tanto Cathy se desempeñó en cuidado infantil preescolar, además fue asistente de maestra en Salisbury Academy y técnica de laboratorio en LabCorp.

Ambos disfrutaban de largas jornadas de pesca y mientra al esposo le apasiona el entrenamiento de deportes juveniles y la música, ella disfrutaba también de las manualidades, la música y jugar las cartas.

“Las vidas de mamá y papá fueron robadas por un virus del que muchos bromean a diario o simplemente creen que es una broma de algún tipo. Ambos se tomaron esta pandemia en serio y aún así se enfermaron, aún murieron”, dijo Peoples  en un conmovedor mensaje a través de Facebook donde llamó a las personas a seguir las medidas de seguridad, usar mascarilla y mantener el distanciamiento social.

También te pueden interesar