La coalición liderada por Estados Unidos derribó en Siria un drone de origen iraní