Levanta objeciones la propuesta de la AEE

20 Mar 2021 08:04 GMT

El gobernador Pedro Pierluisi indicó que no favorece la propuesta de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) para aumentar el costo de la factura eléctrica.
Levanta objeciones la propuesta de la AEE

El gobernador Pedro Pierluisi indicó que no favorece la propuesta de la Autoridad de Energía Eléctrica (AEE) para aumentar el costo de la factura eléctrica.

“Nadie quiere un aumento en la luz y me incluyo yo. ¿Quién quiere un aumento en la luz? Por la información que ha trascendido, esto está atado única y exclusivamente al costo de combustible. No está motivado por ineficiencias administrativas”, expresó el gobernador ayer, durante una conferencia de prensa en Bayamón.

La AEE solicitó al Negociado de Energía de Puerto Rico (NEPR) un aumento en la factura de la luz de 2.14 centavos por kilovatio hora que, de aprobarse, se vería reflejado durante el trimestre de abril a junio. La AEE atribuyó el propuesto incremento a que durante el primer trimestre de este año, entre enero y marzo, subieron los costos del combustible y de compra de energía.

El aumento está ahora en manos del NEPR y el gobernador solicitó a esta entidad que “verifique” que en efecto responde al costo del combustible.

“Es un ente regulador que se creó para velar que los asuntos se atiendan bien en la AEE y establece quién tiene la última palabra en cuanto a cualquier aumento en la tarifa”, indicó.

Afirmó que, a corto y largo plazo, la alternativa es “salir de la energía fósil”.

“Hay que cumplir con la política pública energética que requiere que para 2025 el 40% de la energía venga de fuentes renovables”, expresó. “La fuente renovable no solo es la más limpia sino que tiene un costo fijo. No puede estar sujeta a que subió el costo del petróleo. El pueblo ve cómo la gasolina está saliendo más cara porque el costo del petróleo no lo controlamos nosotros. La solución es dejar de quemar petróleo y utilizar el sol”.

Un incremento de 11%

El incremento propuesto –que representa un alza de 11% aproximadamente- podría elevar la tarifa en $17 a partir de abril y es parte de la revisión trimestral que realiza la corporación pública, según confirmó el director ejecutivo de la AEE, Efran Paredes, durante una entrevista radial ayer. Insistió en que responde únicamente al incremento en los mercados de combustibles.

“No es una noticia simpática porque es bastante. Cuando lo miramos, el aumento en el cliente residencial promedio, 800 kilovatios hora son cerca de $17. Estamos claros con eso… La partida del combustible es una partida que se pasa directamente al cliente”, explicó el ejecutivo en entrevista con WKAQ.

La AEE tiene la responsabilidad de presentar las proyecciones y costos a ser reconciliados, mientras que el NEPR los evalúa, audita y establece el ajuste trimestral a ser devuelto al cliente o viceversa. Desde 2019, según aprobado por el Negociado, la tarifa básica para un cliente residencial acogido a la tarifa Servicio Residencial General (GRS) con un consumo de 800 kWh sigue siendo la misma 5.73 c/kWh (centavos el kilovatio por hora).

En cambio, se han tenido fluctuaciones en precio debido a los ajustes tanto de costo de combustible como de compra de energía, según ha variado el mercado. Para el periodo de enero a marzo 2020, previo a la pandemia, el costo por kilovatio hora era de 22.80 c/kwh, el costo del combustible representaba 10.41 c/kwh y la compra de energía 4.59 c/kwh.

“Lamentablemente, mientras estemos atados al combustible y a los vaivenes del mercado, esta es la realidad que tenemos”, agregó Paredes.

Por su parte, el ingeniero Tomás Torres, representante de los consumidores ante la junta de la AEE, indicó oponerse al aumento de electricidad, pues según sostuvo se da en momentos en que la corporación es señalada por el NEPR, justamente por incongruencias en la información que someten sobre el costo e inventario de combustible.

“La solicitud se lleva a cabo dentro de un escenario de múltiples incongruencias señaladas por el negociado en cuanto al costo y control de inventario de combustible. Estas incongruencias en el costo y control de inventario de combustible continúan siendo evaluadas, por lo que no es adecuado solicitar ni actuar sobre cualquier petición de aumento hasta que finalmente se completen todas las investigaciones y análisis requeridos”, subrayó Torres.

Además, señaló que los ajustes en el costo de energía deberían ejecutarse de manera anual o cada seis meses y no trimestralmente como se hace al momento. “El negociado debería considerar los ajustes en un plazo de tiempo mayor para proveer mayor estabilidad en los costos de energía”, puntualizó.

Preocupación en el sector comercial

Por su parte, el presidente del Centro Unido de Detallistas, Jesús Vázquez, afirmó que otro aumento en el servicio eléctrico será perjudicial para el sector comercial “que se ha visto fuertemente trastocado por la pandemia”.

“Siempre se están escudando en el aumento del petróleo y no se preparan cuando está más económico. Los comercios y los ciudadanos terminamos pagando la desorganización de la autoridad. Hay comercios que vienen arrastrando obligaciones desde hace un año y a eso se le suma este aumento. Es injusto y habrá quienes no puedan aguantar el golpe”, sentenció Vázquez.

Continuar en El Vocero de Puerto Rico