Michel Temer habló tras las violentas protestas en su contra: "Brasil no paró y no parará"