Meliá reporta baja del 97% en sus hoteles de Cuba – Directorio Cubano

La cadena española Meliá Hotels International, con 35 propiedades (14,781 habitaciones) en Cuba informó una disminución del 97.1% de su ocupación hotelera

La cadena española Meliá Hotels International, con 35 propiedades (14,781 habitaciones) en Cuba informó una disminución del 97.1% de su ocupación hotelera en REVPAR (medidor utilizado en la industria hotelera para valorar el rendimiento financiero) en el primer semestre de 2020.

Meliá Hotels International, con sede en Palma de Mallorca, España (con ingresos de aproximadamente 2,3 mil millones de dólares en 2019) es la 19na compañía hotelera más grande del mundo y tiene la mayor cartera de propiedades y habitaciones en la isla.

Según Meliá, como resultado del cierre de fronteras y restricciones internas de viaje, en el segundo trimestre de 2020 prácticamente todos los hoteles en Cuba permanecieron cerrados. Las excepciones fueron algunos hoteles que permanecieron abiertos para dar cabida a turistas que no podían ser repatriados antes de que se cerraran las fronteras y asesores extranjeros de compañías internacionales que permanecieron en el país a la espera de su reapertura.

No obstante, la cadena informó que aunque las aerolíneas comerciales solo operaban vuelos regulares en el trimestre después de que las autoridades cubanas cerraron los aeropuertos del país el 23 de marzo, limitando vuelos solo a aquellos que estaban recogiendo viajeros y operaciones de carga.

Dijeron que durante el cierre, se realizaron reparaciones importantes en varios de los hoteles del país que no hubieran sido posibles en condiciones normales.

En Cuba, informaron, que el inicio de la Fase 2 de la recuperación se vio la reapertura de una serie de hoteles a principios de julio para el mercado nacional, esto involucró a los hoteles Meliá Internacional y Sol Palmeras en Varadero, y luego a mediados de julio el Luna Mares Resort en Holguín. Considerando la reducida actividad turística esperada en el tercer trimestre del año, la región se centrará en continuar con renovaciones y actualización de productos en los hoteles más importantes.

Para que se tenga una idea de los indicadores evaluados por Meliá en Cuba, se sabe que la ocupación representa el número total de noches de habitación vendidas dividido por el número total de noches de habitación disponibles en un hotel o grupo de hoteles durante un período determinado.

Esto mide la utilización de la capacidad disponible de los hoteles. La gerencia utiliza la ocupación para medir la demanda en un hotel específico o grupo de hoteles en un período determinado. Los niveles de ocupación también ayudan a la gerencia a determinar los niveles de tarifa diaria promedio alcanzables a medida que aumenta o disminuye la demanda de habitaciones de hotel. Por supuesto con el parón turístico en Cuba debido a la crisis, que aún no recibe turismo internacional, estos indicadores para Meliá se fueron al piso.

Mientras REVPAR es el más importante medidor utilizado en la industria hotelera para valorar el rendimiento financiero de un establecimiento o una cadena, como el caso de Meliá. Es una abreviatura del inglés de “Revenue Per Available Room”, ingreso por habitación disponible y se refiere siempre a un periodo determinado, en este caso el primer semestre de 2020 para Cuba.

En general, los ingresos en dólares de hoteles propios y arrendados por Meliá en el continente americano en el primer y segundo trimestre del año cayeron un -98.10% en comparación con el mismo período en el 2019.

Más del 90% de esto se debe a que sus hoteles en México y República Dominicana han permanecido cerrados durante todo el período. En Estados Unidos, el Meliá Orlando por ejemplo abrió el 18 de mayo pasado y se espera que el Innside New York abra durante el cuarto trimestre.

En otros países de la región latinoamericana, algunas propiedades de Meliá permanecieron abiertas durante la pandemia, como en Lima, Buenos Aires, Caracas y Sau Paulo. Por esto la pérdida no llegó nunca al 100%.

Compártelo con tus amigos