Estudio: Medicamento para el colesterol podría convertir al COVID-19 en gripe común – El Universo

Un equipo de investigación se ha concentrado los últimos tres meses en las formas en las que el SARS-CoV-2, conocido como coronavirus COVID-19, se modifica en los pulmones de los pacientes para reproducirse, informa la agencia Fuente Latina. Así descubrieron que el medicamento Fenofibrato (llamado comercialmente Ticor) podría inhibir la capacidad de reproducción de COVID-19 en las células pulmonares.
0 Shares
0
0

Un equipo de investigación se ha concentrado los últimos tres meses en las formas en las que el SARS-CoV-2, conocido como coronavirus COVID-19, se modifica en los pulmones de los pacientes para reproducirse, informa la agencia Fuente Latina.

Así descubrieron que el medicamento Fenofibrato (llamado comercialmente Ticor) podría inhibir la capacidad de reproducción de COVID-19 en las células pulmonares. En el estudio de los investigadores en el laboratorio de microtejidos de la Universidad Hebrea se descubrió que el fármaco es eficaz para tratar el tejido humano infectado y reducir de manera muy significativa los efectos dañinos del virus. Su eficacia ahora tendrá que ser probada en ensayos clínicos en humanos.

Los responsables de este hallazgo son el profesor Yaakov Nahmias, de la Universidad Hebrea, y el doctor Benjamin tenOever, del Centro Médico Mount Sinai de Nueva York.

“Nahmias desarrolló la hipótesis de que el virus necesita una acumulación de grasa en las células pulmonares para sobrevivir allí. El hallazgo del equipo de científicos ha sido determinar que el virus impide la quema de carbohidratos. Como resultado, se acumulan grandes cantidades de grasa dentro de las células pulmonares, cosa que el virus necesita para reproducirse“, detalla el comunicado.

Los virus son parásitos que carecen de la capacidad de replicarse por sí mismos, explican, por lo que toman el control de nuestras células para ayudar a cumplir esa tarea. “Al comprender cómo el SARS-CoV-2 controla nuestro metabolismo, podemos recuperar el control del virus y privarlo de los mismos recursos que necesita para sobrevivir”, detalló Nahmias.

Esta nueva comprensión del SARS CoV-2 puede ayudar a explicar por qué los pacientes con niveles altos de azúcar en la sangre y colesterol a menudo tienen un riesgo particularmente alto de desarrollar COVID-19.

Sabiendo esta peculiaridad del virus, Nahmias y el laboratorio tenOever comenzaron a analizar los medicamentos aprobados por la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) que podrían interferir con la capacidad de reproducción del virus. En estudios de laboratorio, el medicamento para reducir el colesterol Fenofibrato (Tricor) mostró resultados muy prometedores, dicen.

Explican que al lograr que las células pulmonares quemen más grasa, el fenofibrato rompe el control que tiene el virus sobre esas células e impide su reproducción. Es más, en cinco días de tratamiento sobre los tejidos del laboratorio, el SARS CoV-2 desapareció casi por completo, según el estudio.

“Si nuestros estudios clínicos confirman nuestros hallazgos, este curso de tratamiento podría convertir al COVID-19 en nada peor que un resfriado común”, concluyó Nahmias. (I)

También te pueden interesar