Trump admite que la crisis generada por el coronavirus “empeorará antes de mejorar” y repite que va a desaparecer – Telemundo

El mandatario, quien por meses se negó a usar mascarillas en público, alentó este martes a los estadounidenses a usarlas para ayudar a frenar la propagación del virus. Su decisión de seguir la recomendación de los expertos llega después de que el COVID-19 ha matado a más de 141,000 personas en el país. 
0 Shares
0
0

Meses después de minimizar el peligro de la pandemia del nuevo coronavirus y de negarse a usar mascarilla en público, el presidente Donald Trump advirtió este martes a los estadounidenses que lo peor de la emergencia sanitaria aún está por llegar. 

“Probablemente, y es lamentable, empeorará antes de mejorar. Algo que no me gusta decir sobre las cosas, pero así es”, dijo el mandatario en su primera conferencia de prensa relacionada con el coronavirus en semanas.

El presidente también alentó a los estadounidenses a usar mascarillas para ayudar a detener la propagación del virus.

[Trump utiliza una mascarilla por primera vez en público durante la pandemia]

“La juventud de Estados Unidos actuará de manera responsable y les pedimos a todos que, cuando no puedan distanciarse socialmente, usen una mascarilla”, dijo. “Te gusten las mascarillas o no, tienen un impacto, tendrán un efecto”.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habla durante una sesión informativa de respuesta a la enfermedad por coronavirus (COVID-19) en la Casa Blanca en Washington, EE.UU.REUTERS

Los comentarios del presidente, quien a menudo ha dicho que el país “está ganando la batalla contra el virus”, llegan después de que el COVID-19 ha cobrado la vida de más de 141,000 personas en el país. 

Más adelante continuó defendiendo frente a los reporteros su afirmación de que, contrario a la evidencia mostrada por los expertos, el coronavirus “simplemente desaparecerá”.

“Bueno, el virus desaparecerá. Desaparecerá”, dijo. 

En abril, el presidente terminó abruptamente las sesiones informativas diarias sobre el coronavirus, después de la polémica cuando sugirió que una “inyección” de desinfectante doméstico podría evitar que una persona contrajera el virus. Este martes dijo que retomará las conferencias.

Los funcionarios de salud pública que generalmente asistían a estas sesiones, como los doctores Anthony Fauci y Deborah Birx, no estuvieron presentes en la conferencia de prensa de esta tarde.

Presión a cuatro meses de las elecciones

Una parte importante del país está luchando contra el creciente número de infecciones y muertes, y algunos estados han tenido que dar marcha atrás a la reapertura de negocios y repensar si abren las escuelas en el otoño. 

Durante meses, los principales expertos en salud de la nación han suplicado a los estadounidenses que usen mascarillas en público y se mantengan alejados de las multitudes, incluso cuando la postura del presidente alimentó una división social partidista respecto al uso de estas medidas, que los expertos han descrito como “salvadoras de vidas”. 

La conferencia de esta tarde en la Casa Blanca se produjo mientras el Capitolio concreta la próxima etapa de la respuesta del gobierno federal a la pandemia. Los legisladores y los funcionarios de la administración negocian actualmente sobre un paquete de rescate que el Senado ha confirmado incluirá un segundo cheque de alivio económico. 

Durante semanas, los asesores de la Casa Blanca han presionado a Trump para que se vuelva más políticamente correcto en sus declaraciones públicas sobre la pandemia. Este martes, por ejemplo, el mandatario se alejó de lo que ha sido un tema de conversación favorito: que las pruebas generalizadas para el virus en Estados Unidos “crearon” más casos, ya que los asistentes señalaron que esto era falso y proyectaba una falta de responsabilidad por su parte.

A poco más de tres meses del día de las elecciones, Trump y su equipo de asesores políticos esperaban que el estar de nuevo en el podio le diera una ventaja contra el rival demócrata Joe Biden.

“Las vacunas están llegando, y llegarán mucho antes de lo que cualquiera creía posible”, prometió Trump esta tarde.

A partir de la próxima semana, la primera vacuna potencial en Estados Unidos comenzará el período de ensayos en su etapa final en un estudio de 30,000 personas para comprobar si realmente es segura y efectiva. Algunas otras vacunas también han comenzado estudios más pequeños en etapas tardías en otros países.

Vea también: 

 

 

También te pueden interesar