Trump se convierte en el primer presidente de EEUU en visitar el Muro de los Lamentos

Posted Mayo 23, 2017 4:55 am by

Trump se convierte en el primer presidente de EEUU en visitar el Muro de los Lamentos
Trump se convierte en el primer presidente de EEUU en visitar el Muro de los Lamentos
Rate this post
El presidente Donald Trump colocó una nota en el Muro de los Lamentos en Jerusalén el lunes, convirtiéndose en el primer presidente de Estados Unidos en visitar uno de los sitios más sagrados del Judaísmo.

 

La histórica visita es parte de los esfuerzos de Trump de resaltar “la necesidad de unidad entre tres de las grandes religiones del mundo” en su primer viaje al extranjero, dijeron altos funcionarios del gobierno.

 

Relacionado: 

Trump llega a Israel y asegura que hay oportunidad de lograr la paz en Oriente Medio

 

Su vista se produce después de viajar el domingo a Arabia Saudita, donde llamó a los líderes musulmanes a “expulsar a los terroristas y extremistas”, y precede a su visita al Papa Francisco al Vaticano.

 

Trump, quien se colocó una gorra tradicional judía o yarmulke negro, estuvo solo con su mano en la pared por varios momentos antes de meter una nota entre las grietas.

 

Muchos visitantes del Muro dejan oraciones en las grietas de la pared; estas son recogidas periódicamente y enterradas en el cercano cementerio del Monte de los Olivos.

 

Cuando Barack Obama visitó el muro como candidato presidencial y colocó una nota, esta más tarde fue tomada por un estudiante del seminario y vendida a un periódico israelí, que publicó una fotografía.

 

Video relacionado: Critican visita de Trump a Arabia Saudita

 

 

 

La primera dama Melania Trump, la hija y asesora Ivanka Trump, y el yerno y consejero Jared Kushner se unieron a Trump para visitar  la Iglesia del Santo Sepulcro y el Muro de los Lamentos. Melania Trump también colocó una nota en el muro.

 

El Muro no está oficialmente reconocido como territorio israelí, y el gobierno de Trump no ha declarado si considera que el lugar sagrado es parte de Israel.

 

George H.W. Bush, Bill Clinton, George W. Bush y Barack Obama visitaron cada uno el Muro de los Lamentos como ciudadanos privados o candidatos presidenciales. Ninguno de ellos estuvo acompañado por un primer ministro israelí, y el actual primer ministro israelí Benyamin Netanyahu no se unió a Trump en su visita. Los dos líderes y sus esposas cenarán en la residencia de Netanyahu el lunes por la noche.

 

La visita de Trump estuvo complicada por informes de que representantes de Estados Unidos dijeron a funcionarios israelíes que Netanyahu no debía unirse a Trump porque el muro “no es su territorio”.

 

“Esto es en Cisjordania, es una visita privada del presidente, y no es asunto suyo”, dijo un representante de Estados Unidos, según el Canal Dos de Israel.

 

Un portavoz de la Casa Blanca aclaró más tarde que los comentarios “no reflejan la posición de Estados Unidos, y ciertamente no la posición del presidente”.

 

Nikki Haley, embajadora de Estados Unidos ante las Naciones Unidas, dijo a la Christian Broadcasting Network la semana pasada: “Obviamente, creo que la capital debe estar en Jerusalén y la embajada debe ser trasladada a Jerusalén”.

 

Cuando se le preguntó durante una escala en la base de la Fuerza Aérea One Gaggle en camino a Israel el lunes sobre si estaba de acuerdo con Haley en cuanto al Muro, el secretario de Estado Rex Tillerson respondió que “el muro es parte de Jerusalén”.

 

El Muro de los Lamentos era parte del Segundo Templo Judío, que fue destruido por los romanos en el año 70 DNE. También es un sitio importante para los musulmanes porque allí se encuentra el santuario de la Cúpula de la Roca y la mezquita Al Aqsa, donde se cree que el Profeta Mahoma ascendió al cielo.